CONTENIDO DEL BLOG


1 de octubre de 2016

picaduras


Según Paracelso, dicha o escrita,
la sentencia griega “osy osya osy”
detenía a las serpientes
Conf Campanella, De sensu rerum et magia -1620-

el cissus vence al marco o es frontera la ventana/ no sé
cuál extremo me alumbra: lo divino que el cristal emula
o acaso el ser viviente profano en su sabiduría/ he vuelto
de la observación que me sostiene  (también soy impotencia
y miserias del olvido/ ya me parece imposible sujetarlas)

busco palabras por calmar la sed/ que pacifiquen
caballerías de apolo o detengan el vermes interior/ voces
o escritura contra ofidio y sus toxinas

sobrevivo a infinitas picaduras del tiempo/ sus guerras
crueldades de la hipocresía/ esta ignorancia que cargo
gigantesca y escarpada sin amantes domadores/ soy

como este cissus/ me rebelo hasta la herida y después
la lumbre esa eterna inexplicable me derrota

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2016

Ilustración: Cissus

atlas fugaz



El cuerpo del hombre es siempre
la mitad posible de un atlas universal
Michel Foucault, Las palabras y las cosas
una mujer cruza la calle le vacila una bolsa
en cada mano/ ella ignora su señal del orden:
la contienda que cabe en cada brazo el juego
macabro del piedra papel o tijera/ la ireproducible
composición de sus cadenas de carbono

cómo saber qué elementos celebrarán
la semejanza mañana/ con otra química en el cuerpo
con hálitos de otra estrella si raya un hallazgo
en el lenguaje/
 cuál la naturaleza fugaz del cambio
y cuál será después su alternativa de carne

un compost la supervivencia del mundo en ella:
cuatro míseros elementos o quizás otros la gobiernen
cuando todavía su especie y la mía lo ignoren

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2016

Ilustración: Aleah Chapin (c)

29 de septiembre de 2016

transición



carne no es un nombre; es la traza
que deja la carne temblando…
Juan Carlos Gorlier, a propósito de
Maurice Merleau-Ponty
el sabor es conocido también la voz/ aunque en mí
late diferente : soy un hueso variable el mundo con nombre
y apellido/ el espacio que calzo lo que llevo dicho
este poema además que funda el día
tu grito amor
está del otro lado

la existencia (mi carne) consiste entonces en trepar
hasta el cenit las diferencias/ en dejar testigos del ascenso
un hálito violeta o gallardete carmesí / transir tu cuerpo
digo con este hueso personal de la escritura

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2015

Ilustración:  La silla danza (c)

vivandas


En esta metafísica heliocéntrica, la fuerza
cediendo el lugar al eidos…
Jacques Derrida, Fuerza y significación


este cuerpo pesa siglos pero el alma
sólo una palabra/ la articulaciones niegan
la poesía se pudre en dentaduras
con brevedad de pasos a manos de ahogos
y cansancio/ pero al otro lado ama/ reproduce
los versos flotan
burbujea entre labios la pasión

hay noches que la almohada pone un muro
contra mi nuca/ pero el sueño funda arterias
larva el humus y desentierra tesoros del idioma

los ojos decaen/ las papilas ceden se obstruyen
laberintos/ la geografía de piel asuela escamas
cráteres y cañadones
                        pero nunca vi lo que contemplo
ni supe antes cómo olía el río/ la mujer
el brote humano o fermentos del cereal/ ahora
al fin escucho una sinfónica y me escucho
los ruidos no dispersan/ hay un ritmo que crece
y se sostiene contra el mundo en las lecturas
virgen otra vez la belleza inunda con satoris
el silencio no me hiere
                        porque llevo palabras para rato

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2015

Ilustración: SPW (c)

27 de septiembre de 2016

varadero



La pasión amorosa es
una unión crispada sobre el vértigo
Jean-Francois Lyotard, La pintura,
anamnesis de lo visible


a lo sumo a favor de brisa entre plumas
copete/ ondea arabesco al pasar/ a lo más
alturas sin pensar monta palabra tu vuelo es
la que está  y emerge para otro nombre/ sube

puede ser/ así de redondito el pájaro resulte
apéndice de lengua a la conquista invada
el aire y suene por trompas el verano/ a menos
si la soga mide un meridiano de tendidos

vas suelta por de día y por de noche: ellos uno
en claridades/ pero yo no subo digo es obvio
que traigo imanes en los pies y de metal
es el tangible/ mi tiempo es turbio soy

peatón de realidades/ las plumas me abandonan

©  Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2016

Ilustración: Christian Schloe

26 de septiembre de 2016

forastero


Un gran escritor es siempre como un extranjero
en la lengua en que se expresa, aunque sea
su lengua natal
Giles Deleuze, Crítica y clínica



ojo foráneo mira al escribir/ un nuevo laberinto
itinera del cuerpo más allá y debutan herramientas:
brillo de astro la visión el sonido marea roja
extravagancia su tono/ él traduce

y aunque le sobrevivan adán y el castigo
es otra letra/ distintos el barro la imagen de ella
esta danza tras el fuego/ un reflejo de amanecer
sobre los párpados y las manos quietas

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2016

Ilustración:  Claire Becker

25 de septiembre de 2016

ausencia


¡Se te va todo, se nos va todo!
Gabriela Mistral

la existencia consiste en transfundir belleza
los zumos más dulces/ esos gravitan
al fondo del corazón y al cabo de mirarnos
sobrenadan cuerpo verbal

                        ah de lunas inmersas/ plumas
que desprendió la noche/ sumisión de otra playa

es de candados la violación/ la guerra de amantes
y la huida surte lenguaje de medusas

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2016 

Ilustración:  Ana Álvarez Errecalde

el timbre


Era preciso ocupar las manos, los dientes o sabía dios qué; había que llenar
en algún sitio un agujero que no tenía nombre. Yo sabía el nombre de sobra
y hubiese puesto a gusto mi cabeza en el tajo con tal de que no se tratara del amor,
como creía Simone, sino de algo mucho más turbio e indefinible,
de una escapatoria, siempre la misma. De ese deseo de volver la espalda
 a la realidad, de perderse, de destruirse, de lo que era tal vez,
muy en el fondo, la atracción de la muerte.
Christiane Rochefort, El reposo del guerrero

si existir consistió en estar atento/ no en cuanto medie:
en la escucha misma mi sentido y ápice de esto que yergue
y parte/ ahora lo veo todo es cuestión de timbres
repiques que arriben prontos al oído/ metales cristal
vibráfonos chicharras

que existe la voz/ las voces me buscan casi siempre bien
los sonidos de este lado/ del consciente digo
de eso que despierta con ritmo en la belleza el motivo
la brizna un polvo remoto nombrado al nivel del mar
aunque parezca previo/ material de otra memoria

estoy decidido: es hora de cambiar el timbre/ de oír

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2016

Ilustración: Javier Caula



23 de septiembre de 2016

verbo majestad


que en el alma al oírte,
bata el espacio.
Miguel Hernández, Nanas de la cebolla



no vengan a decirme: no hay donde pisar
que no alcanza el aire/ o la palabra es de quien tiene

glorias al retardo al transgresor/ no es de humanos
el tiempo ni la propiedad/ que puedan distinguirse
sustancias de vacío y amor convoque al edén
con cada verbo

ser motriz/ propio operario/ fiel custodio y quien abre
cajones tiñe el volumen/ retempla cenizas

de palmas o con plumas

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2016

Ilustración:

19 de septiembre de 2016

la línea



esta medianera que franqueo/ la existencia
divide el cosmos interior de los sentidos y a la vez
escinde protagonistas de reparto

aromas volátiles por detrás del inhalado
humores que arden al fondo de amantes consumibles
ensordecen murmullos ante las palabras
tras un libro la vida (si lo sabré) más allá de la experiencia
la memoria/ las repeticiones/ el eco planetario

cuanto quise por detrás del resultado
tanto haré al cabo de despojos y miserias/ la sonrisa
enjuga lágrimas y estas lavan la vista del horror

en cada beso hubo un nacimiento/ el plano trasero brota
suena en armonía/ jamás hubo protagónico
que antes no sumara en el elenco/ tras la muerte
la ceniza resucita mil por uno

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2016

Ilustración: Medianeras (c)

sobrevida



la resurrección de Teseo
aniversarios 2016

no me sorprenden latigazos de persiana
ni el último guiño de la luz/ ya no me mueve
el silencio: estar conmigo es habitual

me acostumbré a los respiros del reloj:
                                               las negaciones
el dolor lo turbio y malforme están allí
acurrucados en su rincón de animalitos
no me sorprenden apatías

superé el plano inclinado/ tormentos del oído
la diferencia se quedó en su filosofía

puedo asegurarte que ya no me llaman la atención
falsedades/ el mutismo/ la guerra contaminante
del labio o por las manos

hoy sólo puede sorprenderme este superviviente
en mí


© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2016


Ilustración:  Labores de Teseo

madera



arte wichi
fines de 2015

propio chamán de cuanto viví
la existencia pasada es palo santo que vuelve a arder
baste su aroma/ medir la huella por dar el paso

un árbol dispone en mí su aceite
y la mañana prende anchura en la madera
soy la calandria mora un aviso apenas
de la palabra porvenir/ bajo al plano y camino

cuando resta un calendario a desliar

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2016

Ilustración: Josefina Herrán (c)

andros


Imágenes humanas
de Jean Dubuffet

desde la cordura y forma adulta es otra
la mirada/ ingenuidades y desequilibrio parecían
desconocidos del pincel/ pero no

en él está el primer hombre
su sexo de verdad/ la medida del alma allí
sobresale flama y contagia/ su animal antes

carne y hueso en movimiento
que el color redime/ dubuffet tiempo de quiebre
es grieta porque respire el arte

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2016


Ilustración: Jean Dubuffet

17 de septiembre de 2016

paraíso a mano


Sinfonía N° 4 “Los Ángeles”,
de Arvo Pärt

busco la palabra inicial y el aire
se vuelve poroso/ antigüedad de infantes puebla
disipa líquidos y es macizo al fin/ voces
                                   voces como alas
                                   batir de voces
                                               el ritmo del aire
todas las exhalaciones del orbe en el verso

mientras suenan ángeles y el aire ya no poroso es
cimbreante brilla su acero/mi palabra se resiste
y rebota sobre un frente de querubes
                                   la carroza sin ruedas
                                   sin nombre/ lleva alas
                                               legiones del idioma:
quién detiene la palabra entre las piernas

la palabra paraíso en entrepiernas/ entre alas de ángel

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2016


Ilustración: Thomas Dodd

plétora




           
Siempre volvemos a encontrarnos
con lo que habíamos dejado
Georges Bataille, El erotismo

si la existencia consiste en resistir/ buscarle antípodas
a muerte y decepción/ en todo grado es mentira la distancia
y el cambio sucede más allá del cuerpo y su interior

no da respiros la memoria/ la dama caprichosa me gobierna
dueña de estallidos y recesos a orillas del mar/ también hoy
quiere reproducir sin fin el retiro de aguas/ hay osamentas

de otro tiempo al sol/ reflujo extraño otros brillos y arenas
pero un mismo atado de angustias

 la escritura es religión
y en torno sobrevida/ mitos del mundo: la plétora del símbolo
son uno el pájaro y la noche
sin término visible ahora se prolongan

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2016


Ilustración:  Arte en arena (c)

16 de septiembre de 2016

corpus scriptorum


((El corpus significante (…): contradicción
de no poder ser cuerpo más
que de un espíritu que lo desincorpora…
Jean-Luc Nancy, Corpus))


escribo si no sé qué decir/ para iluminar
los tesoros del sueño ánimos del bosque
latidos en la madriguera/ presencias que la palabra brilla
por andariveles que ni el viento recuerda

de cada testigo alza un pincel/ primero el color
porque es verano y el aire tiembla de pájaros/ después
la forma en reposo que sólo despierto me atribuyo aunque
no consiga verme de espaldas/ cuando entonces

mi cuerpo era sólo voz  y yo dormía

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2016

Ilustración: Pillow Book

aveparís


murales descubiertos
al fondo del jardín

al sur del jardín que llaman del edén su reino continúa
ella en todas/ única: suma de cuerpos y poderes
define la belleza en imperios naturales hasta hiperfantasía
desde objeto crítico/ de regreso a flor y piel/ su arte
es experiencia
 clásico y vanguardia en simultáneo: la mujer
                                   este universo

nada la prescinde/ todo según su lengua da triunfo a la forma
ella cifra abrazos/ condiciones de mi espera
la humedad/ frondas del cabello y frisa en cada palma
temperaturas/ la temperie

mujer regente de un dios/ nunca vedada:
el amor contradice lo prohibido
por ella rindo culto en el poema/ la entronizo a mi lado y la corono

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2016

Ilustración:  Paris Plaisir

14 de septiembre de 2016

giácomo



A propósito del “Casanova” de
Federico Fellini
                 


si estancia en hombre fue superar la angustia
(como  dijo bataille) este casanova es franco transgresor
cultor de frenesís y agobios/ dios es esa extraña
sensación de encontrar el agua el aire el fuego/ un cántaro
a medida de la sed

por eso la religión pacifica a tantos
pero no a este/ al giacomo veneciano domador en cinco mares
de pasiones femeninas/ verdadero oriente

qué hay más leve que la pluma
la ceniza dicen/ qué supera tal levedad
el viento
pero aún antes es liviana la mujer por sobre el aire

y pocos cargan adecuado tamiz en sus abrazos/ casanova
fue uno de ellos aunque también esclavo
de aquella fragilidad/ y de su misma bendición:
gota de humor insatisfecho

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2016


Ilustración:  Casanova Fellini

13 de septiembre de 2016

caudal y pique



calendario 2016: el mismo río

aquí el vapor corre el agua/ en la habitación vecina
alguien dicta tutoriales en inglés americano
y junto a la mesa expira sueños la botánica: 36 meses
de mentiras sus calas intentan contener derrames

sea dicho sin embargo: las copas sus perímetros
indemne el cristal/ parten voces de lanza a diestra
y zurda/ brilla el puñal afín vitualla/  la cultura
mueve el año su navío con ligera variante a flote

restallan látigos mientras corre el agua/ hay pique

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2015


Ilustración: Kostera Arraiak (c)

index



la política: el peor rostro
de Confucio

soy frontera del suceso/ margen aunque no
horizonte o piélago: mi género es prescindencia
de estadios y plateas/ la existencia consiste
en la suma de químicas temperies y borrascas
de interior/ lo que llaman realidad es vaina apenas

la ley es lo prohibido y la vasta posibilidad
demuda toda pertenencia/ por angosturas
del arroyo transcurre el gesto lo espontáneo: este
origen animal dispuesto al salto

respira aquí ferocidad propia vibra/ el ritmo
personal me vuelve único:
así complota mi renuncia
murallas afuera del suceso y cualquier significado

después la guerra/ su excepción/ la peste

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2015


Ilustración:   Confucio

11 de septiembre de 2016

colirio



Para poder nombrarlo
se me hace necesaria la noción de solsticio
Juan Antonio González Iglesias, Hay algo en el amor

a contraluz cuando agotan el tiempo y la mirada
poesía desnuda: la resistencia
esta belleza que demoró
en llegar/ calza manubrio en los anteojos
y pedalea el alma

un poeta instila/ sorprende
son glorias del ensueño
allí donde las alas prenden suena su voz

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2015


Ilustración:  Mireia Canicio ©

reverbero



Esto diré a los hijos de mi asombro
Jorge Paolantonio, Itinerario


nativo de reluce el tiempo es marco navío
del mismo banquete/ cuando ajustó correajes
este día y detrás tiende historia cortinas el idioma
vos a un lado/ yo del otro es sierpe el camino
agobio el horizonte

quién dice primero/ recluta en la boca pichón
primate: si te toco  siento tus dientes ambos pulgares
opuestos sobre la esfera: la mañana es el sol
cada rayo meteoro
 descubre y reconquista

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2015


Ilustración: Kat Yurchenko

9 de septiembre de 2016

disritmo


Cine entre lecturas
Fines de 2015     

existe esa punta el filo/ subcutáneo tras párpados
a espaldas de la lengua el pasaje sangriento
de la historia/ no el extremo necesario ni el cabo
que espera mi mortal: este miembro arrepentido
del club de occidente/ no el fin de algo

lo supe nada acaba/ encolarse es existir ya no sé
quién me sucede con frecuencia confundo
nombres del causante/ mi  apuro es el mal este horror
de la oportunidad perdida la urgencia
que sopla en la gangrena/ y las vendas perforadas

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2015

Ilustración: Pinterest (c)

cósmica


Soberana, sin atender a la ley ni al otro,
la obra es.
Jean-Francois Lyotard, Cámara sorda,
la antiestética de Malraux

parece imposible renacer si niego cadáveres
de quitina/ máscaras vacantes despojos del tiempo
que cupo en cada vela y tantas lágrimas

es imposible cesar en la lectura/ no alcanzan soledades
para una definición que ciñe las noches:
la cruel promesa de eternidad/ acaso algo cesa

sólo los ciegos alcanzan esa verdad
detenidos leyéndose/ patriotas de onán el soberano

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2015

Ilustración:  Imgres (c)

7 de septiembre de 2016

a aorillas



El deseo convierte el lenguaje en inaudible;
el lenguaje convierte el deseo en insaciable.
Juan Carlos Gorlier: Nudos del lenguaje –cuerpo,
escritura, voz-, a propósito de Escucha de
Roland Barthes



con la copa volcada y angostado en extremo el talle
la sed desfallece mi madera/ no existe tu voz ese esmeril
del entredos: la carne se define en su silencio
                                               la muerte en los gusanos

la memoria del agua es un río que tarda en disolver
mi patria su parcela/  pronunciarla libera orgasmos
                                               de garganta a las rodillas
y todo nuevo si me alcanzan tus vocales

si vuelto a vertical/ mi fauno recibe fricción de tu existencia

© Carlos Enrique Cartolano. Patriapalabra, 2015


Ilustración: Cecilia Paredes